Azusa Street El principio del pentecostalismo en el siglo XX


El avivamiento que cambió el mundo

El despertar pentecostal de principios del siglo XX. A principios del siglo XX, el nombre Calle Azusa se convirtió en sinónimo de la renovación del Espíritu Santo en los Estados Unidos. ¡Lo que comenzó en un establo de Los Ángeles se convirtió en dinamita y se extendió por todo el país como una explosión en cadena! Ahora, de la pluma de Frank Bartleman, uno de los primeros lideres del movimiento, tenemos un relato de alguien que vivió los acontecimientos de la lluvia tardía, ¡cuando el pentecostés fue de California a Maine, y volvió!

Lea información documentada de fuentes originales sobre:
La "zarza ardiente" de la calle Quinta
El "aposento alto" de la calle South Spring
El fenomenal crecimiento de la primitiva iglesia pentecostal
Oración continua en Pasadena
El dinámico avivamiento en Gales, la India y los Ángeles
"Yo a la verdad os bautizo con agua; pero (...) él os bautizara en Espíritu Santo y Fuego" (Lucas 3:16)

 


$12.99 USD $13.99 USD

Peniel

Frank Bartleman

4 En stock


El avivamiento que cambió el mundo

El despertar pentecostal de principios del siglo XX. A principios del siglo XX, el nombre Calle Azusa se convirtió en sinónimo de la renovación del Espíritu Santo en los Estados Unidos. ¡Lo que comenzó en un establo de Los Ángeles se convirtió en dinamita y se extendió por todo el país como una explosión en cadena! Ahora, de la pluma de Frank Bartleman, uno de los primeros lideres del movimiento, tenemos un relato de alguien que vivió los acontecimientos de la lluvia tardía, ¡cuando el pentecostés fue de California a Maine, y volvió!

Lea información documentada de fuentes originales sobre:
La "zarza ardiente" de la calle Quinta
El "aposento alto" de la calle South Spring
El fenomenal crecimiento de la primitiva iglesia pentecostal
Oración continua en Pasadena
El dinámico avivamiento en Gales, la India y los Ángeles
"Yo a la verdad os bautizo con agua; pero (...) él os bautizara en Espíritu Santo y Fuego" (Lucas 3:16)

 

Productos relacionados